Estudio chileno revela que el polen de abeja podría reducir el daño hepático

Compartir:

Los resultados muestran una correlación entre los compuestos fenólicos del polen y la capacidad antioxidante que, en el modelo in vitro que aplicaron, puede revertir y proteger las células hepáticas.

Para los egipcios el polen era considerado como “un polvo que da vida” y es que no están tan lejos de la realidad. El polen de abeja contiene altos niveles de ácido fólico, de vitaminas, también tiene proteínas, minerales, hidratos de carbono y lípidos, incluyendo omega 3 y 6. Además, el polen que recolectan las abejas sirve de alimento para sus obreras, sin olvidar que son un inmenso aporte para la polinización de las plantas y su reproducción.

La investigación, liderada por Juan Esteban Oyarzún, doctor en Ciencias Médicas e investigador del Núcleo Milenio, reveló que el polen de abeja podría reducir el daño hepático gracias a su capacidad antioxidante, incluso podría reducir los daños causados por el hígado graso no alcohólico, una de las enfermedades más comunes y una de las principales causas de muerte a nivel mundial.

El estudio busca complementar los tratamientos en base a dietas del hígado graso no alcohólico, que han mostrado ser beneficiosos. Esto es relevante porque no existe un tratamiento farmacológico que disminuya esta enfermedad.

close

Suscríbete a nuestro newsletter para obtener las ultimas noticias!

Comparte este título en tus redes